Productividad

Practicas positivas para mejorar la productividad de tu área


Estudio Vida Cámara
«Día a día preocupados por la salud y tranquilidad de tus colaboradores»

Muchos podrían pensar que los trabajos de la oficina no pueden ser riesgosos para el organismo, porque se está sentado en un puesto frente a un computador, no haciendo actividades físicas de alto impacto o constantes movimientos riesgosos; pero realmente el hecho de que se está casi ocho horas diarias en un misma posición y haciendo actividades repetitivas podrían exponer los músculos y las articulaciones a lesiones.

Cuando hablamos de la productividad laboral de una empresa, nos referimos a la relación entre la cantidad producida en un proceso productivo, y los recursos utilizados para ello. El objetivo de las empresas es establecer una relación idónea entre la maquinaria utilizada, el personal y demás recursos necesarios, para así maximizar la producción total de productos y servicios.

Una buena productividad laboral es el resultado de saber utilizar los recursos con los que cuenta la empresa de forma adecuada. El más difícil de manejar, y a la vez el más importante; el capital humano. A diferencia de los que algunos piensan, dedicar más horas al trabajo no tienen por qué traducirse en una mayor productividad.

Las empresas independientemente de su naturaleza están sometidas a constantes cambios, incertidumbres, y la manera de enfrentar estas situaciones será el reflejo de los valores, creencias y normas existentes en su cultura, de allí la importancia de cómo se administre. Ninguna empresa es igual a otra, sin embargo, es posible encontrar elementos comunes que coadyuvan al éxito de una empresa y la presencia de estos elementos puede diferir en cuanto a presencia y formas de manifestarse, que es lo que define la cultura de dichas empresas.

Podemos decir que tiene mucho que ver con las tareas, el workflow y la colaboración, por lo que parece obvio que la tarea de monitorizar, hacer un seguimiento, controlar, supervisar y gestionar la eficiencia y la productividad es tarea para un líder, pero no sólo un líder, sino un “Líder 2.0”, ya que no se trata sólo de controlar y supervisar, sino que implica activismo dinámico,  actitud colaborativa, creatividad que estimule, participación, compromiso y facilitar las herramientas necesarias para que nuestros empleados puedan desarrollar sus tareas con total tranquilidad y confianza. No es algo fácil de conseguir ya que el liderazgo de la empresa actual necesita más conocimientos y preparación que nunca, además de estrategia y planificación. Por otro lado, la colaboración puede ser una gran elemento para impulsar y mejorar la productividad y la eficiencia de los colaboradores, equipos de trabajo y nuestra relaciones con nuestros clientes y proveedores, pero debemos ser conscientes de todos los problemas, conflictos y obstáculos que tarde o temprano deberemos afrontar. Sin embargo, la mejor forma de solucionar dichos problemas es diseñar previamente un plan o estrategia de actuación ante una situación delicada para evitar así las crisis. A continuación pondremos algunas de las cosas que podemos hacer para mejorar en el trabajo:

  • 1.- Es importante tener colaboradores calificados y capacitados para que compartan sus conocimientos y  aporten sus saberes y estudios a la empresa.  Hay que identificar a estos colaboradores, los cuales deben tener la habilidad para trabajar en equipo, serán grandes replicadores de las estrategias que se implementen para lograr metas.
    Es muy importante recompensar a estos colaboradores destacados, no sólo monetariamente sino también con cursos de capacitación, así sentirán que son importantes y le devolverán esa inversión a la empresa con la aplicación de lo aprendido. Harán sus labores con más ganas y energía.
  • 2.- Es importante tocar de nuevo la importancia de los líderes, jefes y directivos, para que la productividad de los empleados se incremente.
    Estos jefes deben estar preparados para que tengan conocimiento pleno de sus labores y las de sus trabajadores a cargo. Así mismo  deben tener la capacidad de dar y compartir sus conocimientos y la habilidad para no centrarse en el control y el autoritarismo, sino también en la motivación de las personas que tiene a su cargo. Debe tener calidad humana.
  • 3.- Es fundamental implementar una estrategia para fomentar la colaboración en el interior de un equipo de trabajo.  Esto sirve para fomentar el intercambio de conocimientos, opiniones, ideas creativas,  pero sobre todo una comunicación fluída, para que todos estén sincronizados en la etapa correcta de los proyectos que se estén desarrollando.
    Una buena opción es instaurar en tu empresa el departamento de comunicación social para reforzar la comunicación interna, así mediante diferentes tácticas y estrategias mejoras la cultura organizacional de tu compañía y el clima, para que haya un trabajo en equipo constante.
  • 4.- Definir claramente los objetivos a alcanzar en un corto, mediano y largo plazo, para que así se tenga certeza de cuáles son los papeles y los roles de cada colaborador.  Debe haber una distribución de tareas sencilla y acorde a las necesidades del proyecto y de las habilidades y capacidades de quienes las realizan.
  • 5.- Debe haber una definición de objetivos para cada uno de los colaboradores así como para cada equipo de trabajo. Si cada colaborador sabe qué debe alcanzar de manera individual y tiene claro qué debe alcanzar su equipo, no habrá malos entendidos.
  • 6.- Los jefes deben monitorear el flujo de trabajo, la distribución de tareas y cómo se ejecutan éstas,  pero siempre de una manera “transparente”,  de modo que todos los colaboradores sepan en qué etapa del proyecto están, además deben tener toda la “disposición” para atender cualquier consulta o ayuda que puedan necesitar sus colaboradores.
  • 7.- Los jefes deben animar y motivar a sus colaboradores a que trabajen en equipo, a que compartan lo que saben con otros y a cooperar con sus compañeros.
  • 8.- Las reuniones son una excelente forma de hacer sentir a tus colaboradores importantes y parte fundamental de los proyectos que se estén realizando.  Lo mejor de estos encuentros es que puedes obtener Feed back, facilitar la innovación y el intercambio de ideas. 
  • 9.- Hay que asegurarse de que todos los colaboradores cuentan con las herramientas necesarias y adecuadas para que realicen de la mejor manera su trabajo. El mejor equipo de trabajo, los empleados más talentosos y capaces no son nada si no disponen de las herramientas adecuadas.
  • 10.- Y recuerda comunicación, comunicación, comunicación, con esta fórmula no sólo conseguirás un mejor y mayor rendimiento y productividad de los trabajadores, sino también, se sentirán motivados a seguir creciendo e involucrarse con tu empresa, con lo cual tendrás garantizado un sistema de éxito.

Dejar un comentario

No te pierdas ninguna actualización de nuestro blog.

Mantente al día con tendencias y novedades para la gestión de RRHH.