Social

¿Cómo saber si mis colaboradores no me están apoyando?


Estudio Vida Cámara
«Día a día preocupados por la salud y tranquilidad de tus colaboradores»

Hay veces en que todo lo que le pase a las personas en su vida personal influyen en las funciones laborales, incluso las tuyas pueden influir con el trato hacia cada uno.

La motivación laboral es un elemento imprescindible en tu equipo de trabajo ya que trae consigo un cambio cualitativo en la realización de tareas, pero al mismo tiempo contribuye a mantener un ambiente de trabajo sano y colaborativo.

Pero, ¿Cómo saber si mis colaboradores no me están apoyando?

La única forma de hacerlo es determinar nuestra posición frente a ellos, ya que será muy difícil que ellos mismos nos digan porque no están apoyando. Para esto haremos una autoevaluación para saber como estamos haciendo las cosas frente a nuestros colaboradores.

1. Haces que las personas trabajen más.

Cuando alguien de tu equipo tiene habilidades particularmente destacadas, es muy tentador delegar una mayor cantidad de trabajo sobre él o ella, sin embargo, nada estresa más rápido a los buenos colaboradores que el exceso de trabajo que suele recaer en ellos casi a modo de reconocimiento.

De esta forma, el exceso de trabajo en los colaboradores más talentosos puede resultar contraproducente.

Si necesitas incrementar la carga de trabajo, deberás cuidar que no se sientan ahogados y cansados en el proceso. Tendrás que considerar la posibilidad de crear incentivos o aumentos, es muy importante evitar que estos talentos busquen nuevas oportunidades laborales en un lugar donde sientan que lo merecen.

2. No reconoces un buen trabajo.

A veces es complicado por cosas tan burdas como el orgullo, pasar por alto una felicitación, sobre todo con quienes tienen tanta pasión por su trabajo que parecen motivados en todo momento, no obstante, a todos nos agrada una palabra de aprobación cuando nos hemos esforzado al máximo por alcanzar un objetivo. ¿O en tu casa nunca te felicitaron por esa pintura que hiciste en el colegio (aunque haya sido muy horrible)?, seguro fue así.

Los grandes líderes conocen la importancia de la retroalimentación y el reconocimiento para sus colaboradores, se comunican con ellos para conocer sus inquietudes y motivaciones individuales con el fin de recompensarlos en el futuro por un trabajo bien hecho.

3. No te preocupas por tus colaboradores.

Más del 50% de las personas que abandonan sus puestos de trabajo se vieron influenciadas por una mala relación con su jefe. Generar empatía con tu equipo de trabajo e incluso apoyarlos en momentos difíciles será totalmente fundamental. Los líderes que no logran generar conexiones con sus colaboradores tienen tazas mucho más altas con la rotación de personal.

4. No respetas tus compromisos.

Hacer promesas a tus colaboradores te pone en la delgada línea que existe entre incrementar su índice de satisfacción laboral y por consecuencia su productividad. Después de todo, si el jefe o líder no puede cumplir sus promesas, ¿por qué lo harían todos los demás?

5. No promueves el desarrollo de nuevas habilidades.

Algunos jefes suelen excusarse en la palabra “empoderamiento” para evitar dar una gestión adecuada a sus mejores colaboradores. Los grandes talentos buscan desarrollarse en espacios que les permitan expandir sus habilidades recibiendo retroalimentación de forma constante. Si puedes entregarle las oportunidades y las herramientas, hazlo.

6. Limitas la creatividad.

Los colaboradores más talentosos tratan de mejorar todo lo que se pone en su camino. Limitar esta creatividad únicamente para mantener el estado de comodidad, hace que estas personas comiencen a odiar su trabajo. Si les gusta colocar fotos, usar zapatillas, escuchar música ¿Cuál es el problema?. Déjalos y potencia la creatividad.

7. No propones desafíos.

Los grandes jefes también le ponen desafíos a sus colaboradores a lograr cosas que parecen imposibles a simple vista en lugar de establecer metas simples; impulsan a las personas fuera de su zona de confort y hacen todo lo posible por ayudarles a tener éxito. Los grandes talentos se sienten atraídos por ello, por lo que si comienzan a sentirse aburridos, seguramente buscarán nuevos horizontes.

Y Recuerda, sonreír , abrazar y desear aspectos positivos a los que te rodean.

Dejar un comentario

No te pierdas ninguna actualización de nuestro blog.

Mantente al día con tendencias y novedades para la gestión de RRHH.