Día del padre

El rol de padre: El equilibrio del trabajo y la familia.


Estudio Vida Cámara
«Día a día preocupados por la salud y tranquilidad de tus colaboradores»

En la actualidad los padres están tomando un papel más activo en la crianza de los hijos compartiendo roles con las madres. Pero a pesar de esto, los padres todavía se sienten con la presión de ser los principales proveedores económicos de sus familias, pese a que en estos tiempo se ha estado dando vuelta el paradigma. Existiendo una lucha constante por equilibrar la vida laboral con la familiar. Tratando de no llevar el estrés del trabajo a la casa y viceversa esto en muchas ocasiones no pasa y se ven sobrepasados por el estrés, agotamiento y depresión que les genera esta presión de cumplir y ser el sustento de la familia y padres a la vez.

El 74% de los hombres dice no encontrar el equilibrio entre trabajo y familia (encuesta realizada por trabajando.com).

Esto se debe a diferentes factores:

Licencia por paternidad: Aunque son cada vez más los lugares de trabajo que ya están concediendo permiso de paternidad, la mayoría no lo proporciona, o el tiempo concedido es muy limitado. Las familias suelen enfrentarse a dificultades financieras al hacer uso de la licencia por paternidad, sobre todo si el salario del padre es el más alto.

Finanzas: El ser padre y tener uno o más hijos implica una cantidad de gastos considerables la educación, la salud, el bienestar de los hijos son gastos que generan un estrés financiero. Además con la presión de la sociedad para que los hombres sean “los proveedores”, pueden sentirse con mayor estrés por las finanzas.

“El trabajo” de familia: Los quehaceres aumentan. Después de una larga jornada de trabajo todo padre de familia debe de cumplir su trabajo de ser papá y compartir un rato con sus hijos. Además de compartir los quehaceres del hogar con sus parejas. Después de 8 o más horas de trabajo esta rutina aunque es reconfortable, se hace agotadora.

Menos tiempo para socializar: Después de la llegada de un hijo, la pareja no tiene el tiempo que tenían antes para estar juntos. El tiempo para la distracción y el ocio será el mínimo ya que las prioridades cambian. Uno pasa a estar en segundo plano.

Estos son algunos de los factores que afectan a tus colaboradores a la hora de encontrar el equilibrio perfecto entre el trabajo y la familia. Cuando el padre está ocupado en el trabajo durante ocho horas o más al día, hay efectos que se dejan sentir en la familia y en la salud mental de los colaboradores. Muchos de los padres son el sustento económico de las familias por ende se llevan una gran responsabilidad en sus hombros, sintiéndose muchas veces agobiados, estresados y deprimidos por cumplir de mejor manera su rol de padre de familia y trabajador. Todo esto afecta directamente a la productividad en el trabajo.

¿Qué se puede hacer para ayudar a tus colaboradores?

Para liberar el estrés acumulado:

Los colaboradores especialmente los padres, necesitan tener con regularidad la posibilidad de evadir responsabilidades y hacer algo diferente que no tenga nada que ver con su trabajo ni con su familia. Esto es necesario por que la mente necesita descansar y reponer energías. Una persona estresada ha perdido, por definición, la capacidad de reponer esta energía y, por lo tanto, su rendimiento baja forzosamente. La persona estresada, deja que sus preocupaciones invadan todas las áreas de su vida. En el caso de los padres estresados les impide disfrutar de sus hijos y del hecho de ser padres. Incluso pueden llegar a sentir la paternidad únicamente como una carga. Para contribuir con esta recarga de energía puedes realizar las llamadas pausas activas estas favorecen el autoestima, mejoran la concentración, además liberan el estrés articular y muscular, mejoran el desempeño laboral y mejorar la calidad de vida. Otro método que puedes utilizar son las actividades extra programáticas como paseos, talleres, charlas, eventos etc.

Si tus colaboradores se sienten estresados o deprimidos, entregarles la ayuda necesaria con apoyo psicológico, si es necesario habla con tus colaboradores y pregúntales qué es lo que les pasa a veces solo necesitan ser escuchados.

Brindarles apoyo monetario indirectamente:

Guarderías infantiles y sala cuna dentro de las empresa, o con convenios de descuentos para algunas sala cunas y centros educacionales.

Cooperativas: Un colaborador puede afiliarse a una cooperativa de ahorros y, por medio de esta, recibe obsequios, descuentos, convenios, subsidios para implementos escolares, bonos de mercado, etc.

La caja de compensación: Los colaboradores padres podrán afiliarse a una caja de compensación en donde se pueden encontrar con diferentes talleres culturales y deportivos para sus hijos, con descuentos o precios preferenciales. Las vacaciones también pueden ser muy económicas en las ofertas de las cajas. Además de acceder a becas de estudios, convenios médicos.

Con estos simples consejos podrás ser de gran ayuda para tus colaboradores que son padres. Y están pasando por momentos donde se ven superados. Esto no es bueno ni para ellos ni para la empresa por que el rendimiento bajara. Así que trata de de mantenerlos felices y más en este mes de junio que es el mes del padre.

Dejar un comentario

No te pierdas ninguna actualización de nuestro blog.

Mantente al día con tendencias y novedades para la gestión de RRHH.